Desmitificando el amor romántico: un trabajo diario.

Existen tantas formas válidas de estar en pareja como parejas.

Ninguna pareja, del tipo y forma que sea, se mantiene por sí sola y por amor únicamente. De hecho, a muchos de nuestros pacientes, les sonará habernos escuchado que “a estar en pareja se aprende”.

En consulta, en muchas ocasiones, los psicólogos nos encontramos ciertas ideas, creencias, tópicos o mitos acerca de cómo debería ser su relación de pareja, generando o dificultando que podamos disfrutar de nuestra relación de pareja. Estas creencias están muy arraigadas en nuestra cultura (Hollywood mediante) y, por lo tanto, todos en mayor o menor medida estamos, expuestos a ellas.

Estos mitos se han identificado y evaluado en algunas investigaciones (para ampliar más información acerca de este tema, os dejamos referencias como siempre).

Pero antes, ¿qué entendemos por mito romántico?

Se trata de un conjunto de creencias socialmente compartidas sobre la supuesta “verdadera naturaleza” del amor. Estas ideas o creencias llevan asociada una gran carga emotiva. Aceptarlos, que genera consecuencias tanto en nuestra relación de pareja como en nosotros mismos.

(Carlos Yela, 2003)

Una vez definido qué se entiende por mito romántico, veamos los que se dan con más frecuencia:

  • Mito de la media naranja.
  • Mito de la omnipotencia.
  • Mito del matrimonio o de la convivencia.
  • Mito de la pasión eterna o de la perdurabilidad.

MITO DE LA MEDIA NARANJA

  • Según esta creencia elegimos a la pareja que teníamos predestinada de algún modo, siendo la única o la mejor elección posible.
  • ¿Qué conlleva aceptar este mito?
    • Su aceptación podría llevar a dos situaciones: un nivel de exigencia excesivamente elevado en la relación de pareja, con el consiguiente riesgo de decepción; o una tolerancia excesiva, al considerar que dado que se trata de la pareja ideal, hay que permitirle más o ceder más para que la relación funcione.

MITO DE LA OMNIPOTENCIA 

  • Se resume en la frase “el amor lo puede todo”. Si hay verdadero amor, los obstáculos externos o internos no deben influir en la relación, siendo suficiente la presencia de este amor para solucionar todos los problemas y para justificar todas las conductas.
  • ¿Qué conlleva aceptar este mito?
    • Este mito puede ser usado como una excusa para no modificar determinados comportamientos o actitudes, o desembocar en la negación de los conflictos de pareja dificultando su afrontamiento.

MITO DEL MATRIMONIO O DE LA CONVIVENCIA

  • Es la idea de que el amor romántico-pasional debe conducir a la unión estable y constituirse en la única base de la convivencia de la pareja.
  • ¿Qué conlleva aceptar este mito?
    • Esto supone aceptar que la única forma viable para que una relación funcione es el matrimonio.

MITO DE LA PASIÓN ETERNA O DE LA PERDURABILIDAD

  • Es la creencia de que el amor romántico y pasional de los primeros meses de una relación debe perdurar tras años de convivencia. Los estudios sobre el tema coinciden en señalar que la pasión amorosa tiene “fecha de caducidad” y que fluctúa a lo largo de la relación.
  • ¿Qué conlleva aceptar este mito?
    • Esta creencia puede tener consecuencias negativas sobre la estabilidad emocional de la persona y de la pareja.

Entonces, ¿qué puedo hacer si he detectado tengo uno o varios de estos mitos?

Parte de la intervención está relacionada con la “desmitificación del amor”, con un objetivo claro: desmontar estos mitos, permitirá que nuestras relaciones sean más satisfactorias, placenteras y justas para todas las partes.

Referencias:

de Roda, A. B. L., Martínez-Iñigo, D., De Paul, P., & Yela, C. (1999). Romantic beliefs and myths in Spain. The Spanish journal of psychology2, 64-73.

Ferrer, V. A., Bosch, E., & Navarro, C. (2010). Los mitos románticos en España. Boletín de psicología99(7), 31.

Francisco Linares Carmona 
M-25972 

Servicio de Atención Psicológica del Centro Universitario Cardenal Cisneros (SAPsi-CUCC) 

Imagen de cabecera: Via

Comparte en tu: